El medio fondo y fondo en el centro de la escena atlética

El medio fondo y fondo en el centro de la escena atlética

El fondo y el medio fondo vive un momento de estrellato en el escenario atlético, desde el retiro de Usain Bolt luego del Campeonato del Mundo de 2017, el atletismo se empeñó en encontrar un nuevo ídolo en el mundo de los veloces.

Pero desde hace un tiempo, el medio fondo y fondo viene pidiendo pista y protagonismo. Comenzando en 2018 con Eliud Kipchoge y su reto INEOS y el intento de ser el primer hombre en correr la distancia de maratón por debajo de las dos horas. En esa oportunidad, las estrellas del fondo mundial ayudaron al astro keniata y así logró la marca de 1:59:40, una marca que no se homologó debido a que no era una carrera oficial.

En tanto en el mundo del solado sintético, europeos y africanos se reparten los récords continentales y mundiales. Desde el norte, el Team Ingebrigtsen integrado (por ahora) por Henrik, Filip y Jakob, ha dado que hablar en todas las distancias desde los 1.500mt hasta los 5.000mt. Es que los hermanos noruegos se han hecho mundialmente famosos, no sólo por su talento natural, sino por cómo trabajan en equipo y se ayudan en cada carrera. En 2018 fueron finalistas del Campeonato de Europa de 1500mt, donde ganó Jakob siguiendo la tradición de sus hermanos mayores, Henrik y Filip que habían sido campeones europeos en 2012 y 2016 respectivamente. En esa oportunidad, también vieron un podio en los 5000mt, con Jakob en el primer lugar y Henrik en el segundo.

Volviendo al presente, Jakob Ingebrigtsen ha corrido el mejor 5.000mt de la historia de Europa, el pasado jueves 10 de junio en la reunión de Diamond League de Florencia. Allí batió el récord continental con una marca de 12:48.45, su primera vez debajo de los 13minutos. En la lista de de todos los tiempos, es el único atleta europeo de nacimiento entre: 32 atletas africanos, algunos nacionalizados como es el caso de Mohammed Mourhit (Bélgica) y Mohamed Katir (España).

En su estela Jakob, se llevó a Mohammed Katir, el español sensación de los últimos meses, quien batió el récord de España en 7 segundos. Esta vez Katir paró el reloj en 12:50.79 ya lo habíamos visto lucirse en otra reunión de la Liga de Diamante en Gateshead, donde sin ningún tapujos aventajó a Nicholas Kipkorir Kimeli y además consiguió la mínima olímpica, ganando con 13:08.52. Comentario al margen, Katir es nacido en Marruecos, pero desde muy pequeño vivió y se entrenó en España.

También de España, Carlos Mayo en una épica carrera sobre 10.000m ha logrado el pasado 5 de junio, la tercera mejor marca histórica de su país. Además selló la hazaña con su clasificación a Tokyo.

Los récords mundiales de 5.000mt y 10.000mt se encuentran en poder del ugandés Joshua Cheptegei, la estrella del NN Running Team, borró de las listas a Kenenisa Bekele en ambas distancias, llevó el tope mundial a 12:35.36 en 5000mt y 26:11.00 en las 25 vueltas a la pista. También ostenta los récords del mundo en calle de 5km 12:51 y de 15km 41:05.

Por el lado de las mujeres, Sifan Hassan, etíope pero nacionalizada neerlandesa, batió en 2019 el récord del mundo de milla 4:12.33. El pasado 6 de junio en Hengelo, pulverizó el récord mundial de 10.000mt con 29:06.82, pero dicha marca fue superada tan sólo 48 horas después por Letesenbet Gidey de Etiopía con estratosféricos 29:01.03.

Por lo menos Hassan sí se quedó con el récord de Europa.

Otro de los récords batidos este 2021, pero sobre asfalto, fue el de 5km, donde Elizabeth Potter se convirtió en la europea más rápida de la historia en esa distancia, cuando en Lancashire corrió en 14:41, dos segundos más rápido que la keniata Beatrice Chepkoech. Desde 2003 (luego de Paula Radcliffe) ninguna atleta europea de nacimiento había corrido más rápido sobre 5km en ruta.

Parece ser que es momento de dejar de mirar el hectómetro y centrar la miradas en la tribu mitocondreada que corren mucho y lo hacen muy bien. Quizás allí, este el nuevo Usain Bolt.

Compartir..